1 de abril de 2008

EL LENGUAJE DEL ABANICO

EL LENGUAJE DEL ABANICO

- Colocado cerca del corazón: "Has ganado mi amor"
- Cerrarlo, tocándose el ojo derecho: "¿Cuándo podré verte?"
- Hacer movimientos amenazadores con el abanico cerrado: "No seas tan imprudente"
- Medio abierto, presionado sobre los labios: "Puedes besarme"
- Las dos manos juntas sujetando el abanico abierto: "Olvídame"
- Cubrirse la oreja izquierda con el abanico abierto: "No reveles nuestro secreto"
- Esconder los ojos tras el abanico abierto: "Te quiero"
- Cerrar un abanico, totalmente abierto, lentamente: "Prometo casarme contigo"
- Acercar el abanico alrededor de los ojos: "Lo siento"
- Tocar con el dedo la parte alta del abanico: "Desearía hablar contigo"
- Dejar el abanico descansado sobre la mejilla derecha: "Si"
- Dejar el abanico descansado sobre la mejilla izquierda: "No"
- Abrir y cerrar el abanico varias veces: "Eres cruel"
- Bajar el abanico: "Seremos amigos"
- Abanicarse lentamente: "Estoy casada"
- Abanicarse rápidamente: "Estoy comprometida"
- Sujetándolo sobre los labios: "Bésame"
- Abrirlo totalmente: "Espérame"
- Poner el abanico detrás de la cabeza: "No me olvides"
- Poner el abanico detrás de la cabeza con el dedo extendido: "Adiós"
- Poner el abanico delante de la cara con la mano derecha: "Sígueme"
- Poner el abanico delante de la cara con la mano izquierda: "Deseo saber de tí"
- Mantenerlo sobre la oreja izquierda: "Deseo deshacerme de tí"
- Moverlo alrededor de la frente: "Has cambiado"
- Dar vueltas al abanico con la mano izquierda: "Nos están viendo"
- Dar vueltas al abanico con la mano derecha: "Quiero a otro"
- Mover el abanico entre las manos: "Te odio"
- Mover el abanico alrededor de la mejilla: "Te quiero"
- Entregar el abanico cerrado: "¿Me quieres?"
- El número de varillas señalado indica la respuesta a una pregunta: "A qué hora?"

¿No resulta una delicia?

A mí me parece mucho más romántico que un sms...
Y, si no, poned atención a la fotografía, quitadle el abanico y, en su lugar, colocad un móvil...
Alguien

1 comentario:

Livaex dijo...

Desde luego, muchísimo más romántico un abanico . El problema es que ya hoy día vas por la calle y todo el mundo está pegado a un móvil, mientras que los abanicos solo las usamos las que padecemos algún que otro sofoco... Un abrazo