31 de diciembre de 2007

CONTIGO APRENDÍ

CONTIGO APRENDÍ... (Canción)
Contigo aprendí,
que existen nuevas y mejores emociones.
Contigo aprendí,
a conocer un mundo nuevo de ilusiones.
Aprendí
que la semana tiene mas de siete días,
a hacer mayores mis contadas alegrías,
y a ser dichoso yo contigo lo aprendí.
Contigo aprendí,
a ver la luz del otro lado de la luna.
Contigo aprendí
que tu presencia no la cambio por ninguna.
Aprendí
que puede un beso ser mas dulce y mas profundo,
que puedo irme mañana mismo de este mundo,
las cosas buenas ya contigo las viví.
Y contigo aprendí,
que yo nací el día en que te conocí.
Armando Manzanero

VOY A APAGAR LA LUZ

VOY A APAGAR LA LUZ... (Canción)

Voy a apagar la luz
para pensar en ti
y así, dejar volar
a mi imaginación.
Ahí, donde todo lo puedo,
donde no hay imposibles.
Que importa vivir de ilusiones
si así soy feliz.
Como te abrazaré,
cuanto te besaré,
mis mas ardientes anhelos
en ti realizaré.
Te morderé los labios,
me llenaré de ti,
y por eso, voy a apagar la luz
para pensar en ti.

Armando Manzanero

CARTA DE UN NEGRO

CARTA DE UN NEGRO.

Querido amigo blanco:

Un par de cosas deberías saber.

Cuando yo nací, ya era negro.
Cuando voy a la playa, soy negro.
Cuando tengo frío, sigo siendo negro.
Cuando tengo pánico, soy negro.
Cuando me enfermo, soy negro.
Inclusive cuando me muera, continuaré siendo negro.

En cambio tu, mi querido amigo blanco:

Cuando naces, eres rosado.
Cuando empiezas a crecer, te pones blanco.
Cuando vas a la playa, te pones rojo.
Cuando tienes frío, te pones azul.
Cuando tienes pánico, te pones amarillo.
Cuando estás enfermo, te pones verde.
Cuando te mueres, te pones gris.

¿Y tu todavía tienes los huevos de decirme que yo soy de color?

Firma:

Un negro encabronado.

ENCONTRADO EN INTERNET

30 de diciembre de 2007

AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS...


¿OS ACORDÁIS DE AQUELLOS TIEMPOS.....?

Cuando las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico..."Pito-pito gorgorito... ¿donde vas tu tan bonito?... A la era verdadera, ¡pim, pam, fuera!

Se podían detener las cosas cuando se complicaban con un simple... "No ha valido" o ¡Casa!

Los errores se arreglaban diciendo simplemente... "Empezamos otra vez"

El peor castigo y condena era que te hicieran escribir, 100, 500, o 1000 veces..."En clase no se habla"

Tener mucho dinero, solo significaba poder comprarte un helado o una bolsa de pipas a la salida del cole.

Hacer una montaña de arena, podía mantenernos felizmente ocupados durante toda una tarde.

Para salvar a todos los amigos, bastaba con un grito de... "¡Por mi, por todos mis compañeros y por mi primero!

Siempre descubrías tus mas ocultas habilidades a causa de un ¿A que no haces esto?

No había nada mas prohibido que jugar con fuego.¡

Tonto el último" Era lo único que nos hacía correr como locos hasta que sentíamos que el corazón se nos salía del pecho.

El "Poli y ladrón" solo era un juego para el recreo, y por supuesto era mucho mas divertido ser ladrón que policía.

Los globos de agua eran la mas moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se había inventado.

La mayor desilusión era solo haber sido elegidos los últimos, por tus compañeros para los equipos y grupos de juego.

Nunca faltaban los caramelos que tiraban los reyes en la cabalgata de Navidad, ni el carbón dulce que nos dejaban la noche de reyes, ni el dinero que nos dejaba el ratoncito Pérez bajo la almohada.

El viajar en tranvía constituía toda una aventura.

Guerra solo significaba arrojarse tizas y bolas de papel durante las horas libres en clase.

Los helados y la leche con galletas marías constituían el grupo de los alimentos básicos y esenciales.

El pan con chocolate, con foiegras de lata "Mina", con leche condensada, con quesitos, con carne-membrillo, o con vino y azúcar eran nuestras mejores meriendas.

Quitarle las ruedas pequeñas a la bici significaba un gran paso en tu vida.

El mayor negocio del siglo era conseguir cambiar los diez cromos repetidos por el que hacía tanto tiempo que buscabas.

Hacer cabañas con ramas cuando íbamos de excursión al campo nos entretenía durante horas, hasta que venían a avisarnos de que teníamos que marchar y llorábamos desconsolados.

Todos te admiraban si lograbas cruzar la comba mientras saltabas.

Era un gran tesoro si encontrabas trozos de escayola en los cubos de basura y poder dibujar con ellos en el suelo y jugar.

Era un momento mágico cuando nos sentábamos frente al televisor a las 5 y media en punto con los ojos desencajados y veíamos "Los Chiripitiflauticos" o "La familia Monster" en blanco y negro.

Era fantástico creerte un superheroe y ponerte el babi del cole a modo de capa mientras subidos en cualquier escalón deseábamos con todas nuestras fuerzas poder volar como ellos.

Todas estas simples cosas nos hacían mas felices, no necesitábamos nada mas. Un balón, unos recortables, unas pinturas, o un balón y dos amigos con los que hacer el ganso durante todo el día nos era suficiente.

Si podéis recordar la mayoría de estas cosas y he conseguido que sonriáis, entonces significa que habéis tenido una infancia feliz. Y que todavía os queda dentro algo del niño que eramos no hace tanto tiempo... Así que recuerda esto a tus amigos que necesiten un pequeño descanso en su apretada y agitada vida de adulto o que está entrando en ella y se agobia.

NUNCA PERDÁIS AL NIÑO QUE LLEVAMOS DENTRO PORQUE DA SENTIDO A NUESTRA VIDA.

Y el último en leerlo... ¡La lleva! y además ¡TONTO QUIEN LO LEA"

Encontrado en INTERNET y modificado por mi.

17 de diciembre de 2007

EL VIRUS "ACHILIPÚ"

EL VIRUS ACHILIPÚ


Si recibes un e-mail con el subject "ACHILIPÚ", elimínalo inmediatamente SIN ABRIRLO. Este es el MAS PELIGROSO virus que se ha detectado jamás (se trata de una mutación del mítico I LOVE YOU)... Si abres el e-mail, tu disco duro se formateará completamente. Además el mensaje se auto-enviará a todas las personas de tu libreta de direcciones.


Pero no sólo eso, borrará cualquier disquete que se encuentre cerca de tu ordenador, bloqueará la tarjeta de tu teléfono móvil, cortará el suministro de luz de todo el edificio, hará que no te ingresen el sueldo a fin de mes, desmagnetizará la banda magnética de tus tarjetas de crédito, romperá los cabezales de tu video, dañará todos tus CD's de música regrabándolos con los éxitos de "Enrique Iglesias" y de "El Fari", pinchará todos los condones que tengas por casa, dejará embarazada a tu novia/mujer, impedirá que vuelvas a tener una erección, se invertirán tus gustos sexuales, reenviará todos tus e-mails privados a toda la empresa incluido el Gerente, se tomará toda tu cerveza, enfriará el café y esconderá las llaves de tu coche.

Si el ACHILIPÚ llegase a remutarse en ACHILIPÚ-APÚ-APÚ, moverá aleatoriamente tu coche alrededor del aparcamiento para que no lo puedas encontrar, echará azúcar dietético al depósito de gasolina de tu moto, bañará al gato en una solución de lejía con queroseno, dejará mensajes libidinosos en el contestador de tu suegra.

Y LO PEOR DE TODO... INCLUSO CATASTROFICO..... ES QUE AUTOMÁTICAMENTE EL MUY JOPUTA TE HACE SOCIO DEL REAL MADRID!!

Estos son sólo algunos de los síntomas. Se precavido y envía este mensaje de advertencia a TODOS tus amigos.



Publicado por alguien en INTERNET.

RECETA DIVERTIDA: PAVO DE NAVIDAD



RECETA DIVERTIDA, SACADA DE INTERNET:

PAVO DE NAVIDAD AL WHISKY

Paso 1: Vaya a comprar un pavo. De unos 5 kg para 6 personas, una botella de whisky, sal, pimienta, aceite de oliva y unas tiras de panceta.
Paso 2: Envuélvalo en la panceta, átelo, salpimente y añada un chorrito de aceite de oliva.

Paso 3: Precaliente el horno en la marca 7 durante diez minutos.
Paso 4: Sírvase un vaso de whisky durante ese tiempo.

Paso 5: Meta el pavo al horno en una bandeja.
Paso 6: Sírvase seguidamente dos vasos de whisky y bébaselos.

Paso 7: Ponga el terbostato en marca 8 después de 20 binutos fara soasirla, no, soasarlo.
Paso 8: Mébase 3 pasos de whisky.

Paso 9: Después de bedia mora, hornee el abro y controle la coxión ¿del pato?...
Paso 10: Tome la votella de bisquit y échese un buen chorro detrás de la cortaba (no, la corbata).

Paso 11: Después de media hora de blus, titubee hasta el forno. Abra la jodida buerta del borno y boltar (no), volterar (no), voltar (no), enfin, poner el pasvo en el otro sentido.
Paso 12: Quebarse la mano con la puñetera buerta del borno al cerrarla, ¡mierda bodrida!.

Paso 13: Intente sentasrse en la puta silla y reversase 5 ó 6 güisquis de vaso o al gontrario, ya no cé.
Paso 14: Coter (no), gocer (no), cocer (no, ¡ay, sí!), cocer el bavo purante 4 horas.

Paso 15: Alejóp, 5 fasos más. Qué biem sientannnn...
Paso 16: Retire el forno del bavo.

Paso 17: Éshese otra buena chorretada de güisqui encima.
Paso 18: Intente zacar el borno de la cochinada de bavo otra vez, porque no funcionó a la brimerar...

Paso 19: Recorga el pavo que se ha caído al shuelo. Engújelo con una marrananada de trapo y métalo sobre un blato, o un clato o una vandeja. En fin, a la porra...
Paso 20: Dómpase la crisma a causa de la grasa en los azulagos, o azulejos de la bocina e intente levantarse del suelo.

Paso 21: Decida que al fin y al cabo se está de cojones por el suelo y terbine la motella de rhisky.
Paso 22: Arrástrese hasta la cama, duerba toda la noche.

Paso 23: A la mañana siguiente, cómase el pavo frío con un buen cazo de mayonesa y limpie el estropicio organizado en la cocina durante el resto del día.

El que se inventó esto seguro que bebia whisky.

**** ISABEL GUERRA ¡MARAVILLOSA! ****







Mis lienzos buscan ser carta abierta a los hombres y mujeres de este tiempo, cuyas tumultuosas aguas forman imponente cascada que cae sobre el cauce estremecido del tercer milenio. ¡Ojalá pudieran ser carta dictada por el sol que nace de lo alto! Una carta claramente iluminada por la luz.


Isabel Guerra.


ISABEL GUERRA, LA PINTORA DE LA LUZ.
¡ MARAVILLOSA !


Isabel Guerra, nacida en Madrid en el año 1947. Monja cisterciense que reside desde los 23 años en el Monasterio de Santa Lucía de Zaragoza y llamada "La pintora de la Luz". En el año 2004 expuso su colección de maravillosos cuadros en La Lonja de ésta Ciudad, Zaragoza, la cual no pude dejar de ver y de la que salí anonadada y extasiada. Por supuesto que compré su libro catálogo el cual guardo como oro en paño y de vez en cuando me deleito mirando sus maravillosas obras y recordando el momento en que tuve la suerte de poder ver los originales.
La hermana Isabel, comenzó a pintar a los doce años, haciéndolo por entonces como la mayoría de los niños de esa edad, emborronando papeles y cuartillas. Pero aquel 12 cumpleaños fue especial para ella, alguien le regaló una caja de óleos y fue entonces cuando el milagro comenzó. También fue por aquella época cuando escuchó la llamada de Dios.
Sor Isabel nos transmite en sus cuadros un mensaje de paz y esperanza. Nos llena de paz. Pinta ambientes de sosiego y de encuentros con uno mismo. Refleja los actos de la vida cotidiana en actitudes de reflexión. Nos invita a meditar y a encontrar los valores perdidos así como a conocernos interiormente.
No he vuelto a saber de ninguna otra exposición en Zaragoza, pero sin ninguna duda no me perderé la próxima, sea cuando sea, cuando ella tenga a bien hacerla.
Espero que esta pequeña muestra os sirva para enriquecer vuestra alma, y deseo que os transmita la misma paz y sosiego que yo siento al contemplar estos cuadros.

Sin duda esa mano maravillosa está dirigida por ángeles celestiales.




Marisa


13 de diciembre de 2007

**** NAVIDAD 2007-08 ****















Otro año mas llega la Navidad, época del año para mi muy bonita, solo tiene una pega... el frío. Me gusta mucho el ambiente navideño, observar el ir y venir de la gente por la calle haciendo las últimas compras. El buscar un presente para cada uno de los componentes de mi familia y también para los amigos, aunque a veces sea difícil de conseguir, dados los gustos de cada uno. La iluminación de las avenidas, la decoración llena de color, rojo, verde, plata y oro... y demás metalizados. Los árboles llenos de bolas y luces de colores que se encienden y se apagan sin cesar. Las exposiciones de "Belenes", con el mas grande, el de la plaza de El Pilar. Los escaparates alegres, llenos de angelitos y flores de pascua. Los vestidos brillantes para la fiesta de Noche Vieja. El adornar la casa y sacar toda la recua de detalles del año anterior añadiendo los comprados para éste que se acaba. Los villancicos y demás canciones navideñas, con su ligero tono romántico y nostálgico. Las tarjetas navideñas, enviando por correo las participaciones de la lotería del día 22 que con tanta ilusión se compra todos los años y se reparte entre familiares y amigos con la esperanza de que llegue por fin el Gordo... si, ese que nunca llega... El olor a castañas asadas y a peladura de naranja sobre los braseros o estufas de leña. Los dulces típicos de estas fechas, turrones, dátiles, higos secos, orejones, pasas, chocolates. El preparar la cena de Noche Buena para el deleite de todos lo comensales y el juntar a la familia al completo para ese día, aunque a veces sea difícil coincidir con todos.
La noche Vieja con cena a todo tren... y sus uvas de postre aun para quien no nos las podemos tragar ni siquiera sin piel ni pepitas. Las 12 campanadas transmitidas por todas las televisiones nacionales. Nuestros propositos de enmienda y la lista de tareas para realizar en el año que entra... incluida la dieta... sí, esa, la que todos los años intentamos hacer a partir del dia de Reyes... y la fiesta posterior, con cohetes, música. juerga y bebidas de toda clase, a cual mas desinfectada, de la que todos disfrutamos sin control aunque el día de Año Nuevo estemos hechos fosfatina, con el estomago roto y la cabeza destrozada...
Este año estaremos repartidos y será distinto, un poco mas triste, pero cada Navidad es distinta, según lo que nos deparan las circunstancias de nuestras vidas. Espero que la próxima del 2008 sea mejor, y que podamos reunirnos por fin todos en mi casa.
De todas maneras son fechas para disfrutar y hacer llegar a todo el mundo nuestros mejores deseos de paz, bienestar, salud, suerte y amor, y que el año nuevo 2008 llegue a nuestros hogares colmándolos de toda clase de dichas.

POR ESO AMIGOS QUE LEÉIS ESTO, ¡FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2008!


Marisa




5 de diciembre de 2007

MISTERIOSO PARQUE DE BOMARZO
















Bomarzo es una localidad del Lacio, 70 km al norte de Roma, que surge entre montañas y bosques como si de un manantial se tratase. La agreste naturaleza que la envuelve, la vegetación y los arroyos serpenteantes, convirtieron la zona de Viterbo durante la Edad Media en residencia de verano de los Papas, y con sólo contemplar sus paisajes, el peregrino, el buscador de paz y belleza, queda enamorado al instante, llenando un trocito de su alma del sosiego y la calma que se respira.
Con una tradición que se remonta a los tiempos de Etruria, la localidad de Bomarzo entrará en la historia -la que se conoce por la gente, la que se visita-, por un jardín del siglo XVI único en su género, la Villa de las Maravillas o Bosque Sagrado. Fue mandado construir en 1552 por el príncipe Pier Francesco Orsini, apodado Vicino Orsini, descendiente de una de las familias más poderosas de Roma. El artífice del proyecto fue Pirro Liborio y entre ambos idearon «algo que se parece sólo a sí mismo».
Las esculturas esculpidas en la misma roca surgen del suelo como cómplices del terreno. Personajes míticos y animales fantásticos, parterres y arroyos, salpicados de máximas herméticas escritas en ánforas o en muros de piedra, parecen transmitirnos el secreto de un camino iniciático que, en la medida que nos lleva al corazón del bosque, nos transporta también al interior de nosotros mismos, mostrándonos las pruebas, los umbrales y los peligros del sendero que conduce a la conquista interior.
Dos esfinges flanquean la entrada, moradores benignos del umbral que en vez de inquirir con severidad nos recomiendan con advertencias: «Quien con la ceja arqueada y el labio apretado no va por este lugar, carece de admiración, pues éste es uno de los lugares solitarios más famosos del mundo...» «Tú que entras aquí, pon tu mente aparte y dime si puede ser que tanta maravilla esté hecha por engaño o por un arte puro».
Siguiendo el sendero, los rostros de Jano, Hécate, Saturno y Fauno nos miran con severidad hasta que llegamos junto a una estatua colosal. Una cabeza con las fauces abiertas dispuesta a devorarnos, adornada con espumeantes olas de mar (Tierra-Agua), rodeada de una aureola de mariposas (Aire) y que soporta sobre su cabeza una esfera que gira en su espiralado dibujo (Fuego). En lo alto, en el centro inamovible de la esfera, se alza un castillo (Eter, la quintaesencia) ¿Es tal vez la representación simbólica de los 5 elementos? ¿Nos están mostrando el tesoro escondido, el premio de la conquista, el secreto de la evolución consciente?
Seguimos nuestro recorrido y nos topamos con un gigante (Hércules) descuartizando a Caco «el que roba el sustento de los más indefensos». Es la lucha entre el bien y el mal. En lo moral, representa la victoria sobre uno mismo, de aquello que nos convierte en héroes sobre lo que nos transforma en ladrones. «Si Rodas estuvo orgullosa de su coloso, mi bosque también será glorioso, que no es motivo de un orgullo menor». Es la primera prueba del camino, desgarrar el mal, liberar nuestras intenciones de toda maledicencia, envidia o ambición. Sólo el que tiene bondad de corazón y ha desterrado de sí mismo toda maldad, puede andar seguro por el sendero de la Sabiduría.
Junto al gigante, en un recodo donde el agua salta entre las rocas, una tortuga se enfrenta desafiante a una ballena. Sobre el caparazón, un jarrón invertido y una esfera alzan a una Victoria. La tortuga, lenta pero constante, es el símbolo de la paciencia, que se enfrenta al abismo del tiempo, es el lema renacentista «medita mucho tiempo y actúa con rapidez». Un mensaje sutil que nos dice: «al que con fe tenaz persevera en la búsqueda de la Verdad, la Victoria siempre le llega». Entonces, una vez franqueada esta prueba surge ante uno la colina sobre la que se alza un Pegaso, símbolo platónico del alma que vuelve al mundo de lo inteligible, al mundo de los arquetipos, donde habitan la Belleza, la Verdad, la Justicia y el Bien.
Seguimos el recorrido y ante nosotros se alza un altar a las tres Gracias y a sus hermanas las Musas; una inscripción nos recuerda: «El antro, la fuente, el alegre cielo liberan el alma de todo pensamiento oscuro». Es el símbolo del aprendizaje, de la instrucción, es presentarse ante las guardianas de las ciencias y las artes y rendirles homenaje con la devoción sincera del verdadero amante de la sabiduría (filósofo). Caminamos un poco más y una construcción llama nuestra atención. Es la Casa inclinada; construida aprovechando la inclinación de la roca, es imposible de habitar. Sólo al entrar, las paredes, el techo y el suelo comienzan a girar y la cabeza te da vueltas. Una sensación de vértigo que sólo puedes detener si sales de ella o si contemplas el cielo desde sus ventanas. Es entonces cuando entiendes la máxima en latín esculpida en la entrada: «Animus Quiescendo fit prudentior, ergo» («Buscar tranquilidad para que el alma gane en prudencia»). Es la casa de la Fama, tan inestable como efímera e ilusoria, recordándonos los vaivenes de la Fortuna que nos hacen padecer sufrimientos por las cosas pasajeras. Macrobio dice que la Prudencia «tiene en consideración la contemplación de las cosas divinas, sin ensalzar ni desvalorizar este mundo y lo que contempla en él». Pienso que está en medio del recorrido como diciéndonos: «No te envanezcas de tus logros, estoy sólo para probarte, no te detengas un instante a descansar... no has alcanzado tu meta».
Una vez superado el desequilibrio y abandonando la misteriosa casa, llegamos a través de un parterre a la Fuente de la Sabiduría, custodiada por Neptuno. Junto a él dos inscripciones nos vuelven a dar una clave hermética: «La fuente no se da a quien guarda en jaulas a las fieras más terribles». La sabiduría no la puede poseer quien no se haya librado de todo instinto, deseo o miedo. Es una clave de transmutación alquímica. «Noche y día permanezcamos vigilantes y dispuestos a preservar esta fuente de todos los ultrajes». Nos dice otro axioma que nos recuerda aquella frase de Agripino: «Jamás seré un obstáculo para mí mismo». Este mensaje es como un imperativo de nuestro propio ser dirigido a nosotros mismos.
Aquí estamos en un punto crucial del camino, casi podríamos creer que es la meta, el final, pero no es más que el primer paso para alcanzar la «inmortalidad». Aquél que llega hasta aquí, con pureza de corazón, con paciencia y constancia, venciendo el juego ilusorio de la vida, el «Maya» de los hindúes, encuentra a su alma dormida, y, cual cuento de la bella durmiente, la despierta con un beso de amor. En este punto, el buscador se transmuta en sabio, muriendo para la vida profana y elevándose a la torre de marfil de la Sabiduría, representada por el conjunto impresionante del Elefante (símbolo de la sabiduría), que sujeta con su trompa el cuerpo rendido de un legionario. Además de ser el recuerdo de uno de los más grandes enemigos que tuvo Roma, Aníbal, que pasó por estos lugares, el lenguaje del símbolo nos dice que aquél que sucumbe (el legionario) a la Sabiduría (el elefante) habiendo renunciado a las batallas de la vida profana, es dulcemente elevado hacia la torre de marfil.
Ahora el «aspirante» está preparado para enfrentarse al tiempo de forma consciente, simbolizado por el dragón, atacado por un perro, un león y un lobo, símbolos del presente, el pasado y el futuro. Es un combate sin fin por la conquista de la conciencia más allá del tiempo: el recuerdo, la atención y la imaginación creadora. Estamos ante el misterio de la iniciación, la entrada consciente en la otra orilla, en el «más allá». La puerta es la figura más conocida y sobrecogedora del jardín: el Ogro. Una enorma cabeza petrificada con un grito de dolor y espanto, que nos dice «todo pensamiento es fugitivo». Es la entrada al mundo subterráneo, es la bajada a los infiernos de los relatos mitológicos. Aquél que es devorado encuentra una sala circular con un banco adosado a la pared y una mesa o altar, y descubre que no ha muerto, que la extinción no existe, más bien una sensación de serenidad, la quietud completa, el silencio, el vacío, como si los pensamientos no se atrevieran a entrar.
Nos adentramos en el corazón del bosque, en el sancta santorum, y sale a nuestro paso el Cancerbero, el guardián del inframundo, antes de poder contemplar el divino rostro de la reina del valle de los bienaventurados, que nos espera con los brazos abiertos. Allí, en un claro que se abre entre las ramas de los árboles, Proserpina nos aguarda con la sonrisa hierática del misterio de la inmortalidad. Ella da la bienvenida al lugar del que ya no se retorna, la meta, la conquista y el premio: «De vuestro ingenio angélico y celeste, de la bella alma y del pensar ardiente de fuego puro e inmortal, hace clarísima alianza en todo gesto la belleza que como regalo has tenido del cielo»
¿Por qué Vicino Orsini construyó este jardín? ¿perteneció a alguna de las logias y cofradías de alquimistas y filósofos que surgieron en el Renacimiento italiano? Estas y otras preguntas siguen rondando en la mente cuando abandonamos el jardín de las maravillas... mas salimos de él distintos de como entramos. Algo ha cambiado, ya no somos los mismos, nos queda el recuerdo de haber contemplado, como espectadores de una tragedia, el misterio del alma humana...
«Vosotros que vais por el mundo de viaje errando, tratando de ver otras estupendas maravillas, venid aquí, donde están los rostros de horrendos elefantes, leones, osos, orcos y dragones».
El jardín fue abandonado durante más de 400 años. El musgo fue conquistando terreno en la roca viva de las estatuas mientras que la leyenda, envuelta entre las supersticiones y miedos de los lugareños, transformó su nombre en el Parque de los Monstruos de Bomarzo. A mediados del siglo XX la familia Bettini se hizo cargo de él y lo restauró, dándole el merecido prestigio y reconocimiento. Hoy podemos visitarlo haciéndonos la imagen de lo que fue, y más sinceramente os digo que al entrar parece que traspasas la dimensión de la realidad para acercarte a lo desconocido.










VICTOR VILAR

23 de noviembre de 2007

NO SE SI ES MAGIA... PERO ES MAGNIFICA

video

Esta mujer se llama URSULA MARTINEZ, es británica de padre español. Cuando la ví me dejó maravillada por lo graciosa y habilidosa. Espero que os guste.

22 de noviembre de 2007

******** CANSADA **********




La oscuridad de la noche envolvía la silueta del autobús mientras circulaba por la ciudad. Élla, sentada en uno de los últimos asientos contemplaba el exterior. Había terminado su larga jornada laboral y regresaba a casa, cansada, agotada por el esfuerzo psíquico y físico que requería su trabajo diario, con la espalda y los pies doloridos y con el estómago vacío que le reclamaba ya alimento.
A través de la ventanilla veía pasar los coches con sus faros iluminados, y a la poca gente que todavía quedaba por la calle y que se veía caminar deprisa seguramente también de camino a sus casas. Las farolas alumbraban las calles que poco a poco se quedaban vacías. La ciudad se preparaba para su merecido descanso y se respiraba tranquilidad.
Su mirada, fija en el exterior, simplemente contemplando, y su mente en blanco, porque veía sin ver y oía sin entender las conversaciones que a su espalda tenían los demás pasajeros. Se encontraba en su rato real de descanso, de desconexión con el mundo exterior, disfrutaba en esos momentos de los pocos instantes que eran completamente suyos, pues pronto llegaría a casa y de nuevo su cerebro y su cuerpo tendrían que ponerse en marcha.
Como todos los días saldría a darle la bienvenida "Pluf", su perrito faldero, el que realmente demostraba que se alegraba de que llegase a casa, aunque fuera agotada y a penas le hiciese una carantoña. Saludaría con un beso a toda su gente, los cuales ni levantarían el culo de sus asientos y seguirían viendo la televisión como si élla no hubiera llegado. Cenaría, con un poco de suerte, los restos de la comida que había preparado por la mañana, si es que le habían dejado algo, y si no, comería algo, de pie, en la cocina mientras cocinaba algún rico plato para el día siguiente, o se prepararía un bocado y se lo comería deprisa mientras revisaba la correspondencia, o hacía la lista de la compra y de tareas a realizar por la mañana. Después un ducha rápida mientras los demás se van a la cama y con suerte un poco de distracción en la televisión o de lectura hasta que el sueño, cuando llegase, le hiciese ir a la cama, a mal dormir, porque ni en sueños descansaba, seguía trabajando... Soñaba que trabajaba, que no paraba, que reñía, que se peleaba con la gente, que todo le salía mal, que le faltaba tiempo, que iba a contrarreloj... y así no había manera de descansar.
Un frenazo algo mas brusco, en una de las paradas la sacó momentaneamente de su ensimismamiento. Se acomodó mejor en su asiento, bostezó, y siguió mirando al exterior. Todavía le quedaban doce paradas para bajarse, el trayecto era largo, y volvió a desconectarse.
Cruzaban uno de los puentes sobre el río y su mirada se fijó en el agua, y por un instante recordó aquellos días de su infancia en los que su padre, junto al resto de familia, en los meses de verano y ejerciendo de domingueros, la cruzaba a corderetas para que no se mojase la ropa hasta las isletas que se formaban por la escasez de agua, y en las cuales pasaban el día, con sus bocadillos de carne empanada, sus tortillas de patata con cebolla, su ensalada de tomagte con ajo y huevo duro, y su pollo guisado con tomate y pimiento, que aunque frío estaba exquisito... Y añoró aquellos momentos felices y tranquilos de su vida. Tragó saliva, y se volvió a desconectar, no quería pensar, ni tener recuerdos, no era el momento... tenía que descansar.
Permaneció quieta el resto del trayecto, hasta la penúltima parada de la linea, en la que su mente, como todas las noches, como por arte de magia la sacó de golpe de su sosiego y puso en funcionamiento su cerebro. Lanzó un suspiro y se puso de pie para tocar el timbre de parada.
El día había sido largo y duro... y el siguiente sería igual. Tendría que plantearse su vida, lo sabía pero no lo quería saber. Tenía que tomar decisiones, pero no las quería tomar. Sabía lo que tenía que hacer, pero no lo quería hacer... había mucho que perder. Jornada tras jornada iba dejando pasar los días... y también su vida. No sabía hasta cuando podría seguir viviendo así, dedicada a los demás antes que a ella misma, sin obtener por ello ninguna recompensa ni reconocimiento por parte de los suyos. Pero sin duda el día de las decisiones tendría que llegar y rompería con su insatisfactoria rutina, con la falta de apoyo y de ayuda, con la desconsideración de los que la rodeaban, y aunque perdería mucho en ese transito, sin duda ganaría en autoestima, en tranquilidad y calidad de vida. Pero todavía no era la hora, había que esperar el momento oportuno... si es que este llegaba... y aprovecharlo sobre la marcha, cuando las circunstancias se dieran propicias, sin forzar los acontecimientos. Tenía que vivir, por ella y para ella. Disfrutar de la vida y del descanso merecido, del reconocimiento de los demás, y si podía, también, como no, recibir tanto amor y cuidados como los que élla había repartido altruistamente durante años. Si ese momento llegaba algún día, seguro que se daría cuenta de que era entonces cuando tenía que agarrar con fuerza las riendas de su vida y dirigirla, y vivir, con todo lo que entraña esa palabra, ¡Vivir!.



Marisa

2 de noviembre de 2007

SOLEDAD


SOLEDAD. (Copiado de DESPERTARES)

Iba caminando sin rumbo fijo, aunque sabía que era un trayecto de ida y vuelta. No le importaba. Se puso la sonrisa en los labios por si alguien la miraba. Una vez, hace muchos años, le habían dicho que tenía una bonita sonrisa. Ahora no tenía a nadie que se lo repitiera. Miraba a la gente copn la que se cruzaba, directamente a los ojos, pero nadie reparaba en ella. Nadie reparaba en nadie. Evidentemente, cada uno conocía su camino, porque llevaban un paso apresudado, como si alguien los estuviera esperando en su destino. Tan sólo encontró unos pocos que iban disfrutando realmente del paisaje que ofrecía la ciudad. Supuso que eran extranjeros por la indumentaria que llevaban. Siguió caminando y cruzó el pequeño mercado. En los puestos de las frutas y verduras, la gente se agolpaba con mucho alboroto. Las señoras mayores con los carritos de la compra, y las señoras más jóvenes con los carritos de los bebés. Algunas parejas se reunían en uno de los bares que disponía de mesas y sillas al aire libre. Pensó detenerse en uno de ellos para desayunar, pero pronto desechó la idea y siguió caminando. Llegó a unpuente que siempore estaba concurrido. La gente se paraba en la barandilla para ver correr el pequeño río que por allí transcurría, pero ella estaba harta de verlo todos los días. Anduvo y anduvo, aunque presintió que no había pasado mucho tiempo. Caminaba muy deprisa sin saber por qué. Quizás pretendía aparentar que a ella también la esperaban. Decidió ir más despacio, deteniéndose en los escaparates de las tiendas que encontraba a su paso. No había nada en ese momento que le hiciera falta comprar, así que ni por un momento se le pasó por la mente entrar en ellas. Llegó a un parque solitario y se sentó en uno de los bancos. La cabeza le daba vueltas y no paraba de pensar. Siempre se había preocupado por los demás. No entendía qué fallaba en su vida. Sintió una angustia en su alma y las lágrimas empezaron a brotar de sus ojos. Se pudo las gafas de sol para disimular su estado. Llegaron unos niños al parque y empezaron a jugar sin reparar en ella. Miró su reloj y comprobó que había pasado el tiempo establecido. Tenía que volver, así que se puso nuevamente la sonrisa en los labios iniciando su camino de vuelta con las mismas ganas que había empezado el de ida.

Publicado por Livaex el 20.4.07

20 de octubre de 2007

ENCUENTRO CON EL POETA (G.A.BECQUER)






ENCUENTRO CON EL POETA

Gustavo Adolfo Becquer y el Monasterio de Veruela


Desde que empecé a conocerle, a través de su obra, me despertó curiosidad, admiración y diría que hasta cierta veneración. Pero el deseo de escribir nació en mi cuando realicé aquella visita al monasterio. En un principio, mi intención tan dólo fue la de visitar aquel cenobio, vestigio arquitectónico de tiempos pasados y atesorador de historia y de recuerdos. Tras el recorrido por sus dependencias, sentí la necesidad de dejar constancia del itinerario. El personaje que se refugió entre sus paredes, su azarosa y agitada vida y su obra fueron determinantes en mi decisión.
El Miserere, Ojos verdes, El Monte de las Animas, Maese Pérez el organista, Cartas desde mi celda.
O, "Del salón en el ángulo oscuro// y de suy dueño tal vez olvidada..." "Yo sé un himno gigante y extraño// que anuncia en la noche del alma una aurora..." "Por una sonrisa un cielo..." "Los suspiros son aire y van al aire// Las lágrimas son agua y van al mar// Dime, mujer, cuando el amor se olvida,// ¿sabes tu a donde va?.
Y tantas y tantas otras leyendas, poesías, rimas y sonetos. ¡Que sensibilidad, qué romanticismo, y qué espiritualidad! ¡Que exquisitez y delicadeza de alma! ¡Que inquietud de espíritu! ¡Que corazón tan atormentado! Diríase que el desamor, la desventura, el infortunio, en síntesis, el sufrimiento hubieran concurrido en su alma.
* * * * * *
Allá en la adusta y sobria tierra, en las estribaciones del monte, baluarte de la geografía aragonesa, se halla enclavada la abadía, refugio, en otro tiempo, de los monjes cistercienses.
Las tierras de labrantío, austeras y baldías del Somontano del Moncayo, acordonan el monasterio por sus cuatro flancos. Mas allá, en la lejanía del horizonte, Vera, la población más próxima al cenobio.
El cielo azul de la primavera y del verano iluminan e irradian los campos y vivifican los sembrados; pero los vientos fríos y lacerantes del otroño e invierno, y las nieblas y lluvias sumen en la penumbra triste y desoladora al paraje. Y el monasterio, en el descampado del somontano, resiste y soporta la disparidad de los bruscos cambios climáticos peculiares de la zona.
* * * * * *
Un camino angosto y polvoriento se desvía de la calzada principal y conduce a las inmediaciones delmonasterio.
La abadía ofrecía un aspecto desolador y abandonado. A traves de los tiempos fueron cambiando de moradores, y, en la actualidad, puede que sus claustros y otras dependencias monacales sean recorridas tan sólo por los espíritus errantes de los cenobitas que, quizás, siguen aún purgando por sus faltas.
La iglesia del monasterrio era, además del claustro y elj ardín, la única dependencia a la ques e podía acceder. No así la sala capitular, la capilla, el refrectorio, etc.
La arquitectura sóbria y adusta, que data de los siglos XII-XIII, es fiel ejemplo de la construcción de su época. Los portalones del acceso principal de la iglesia están reforzados con numerosos herrajes. Toda su estructura está restaurada con remaches y maderas por el deterioro originado por la carcoma, el paso del tiempo y los efectos erosivos de la lluvia y el granizo.
Era la hora de la visita. Al momento, tras el chirrido de los goznes y bisagras, la puerta que da acceso al monasterio, se abrió y un conserje diligente y cortés saludó y dió la bienvenida. Un gesto de sorpresa se reflejó en su rostro: era yo el único vistante.
Doné el óbolo estipulado para la ayuda a la reparación y reconstrucción de los deterioros sufridos en la estructura del edificio, y el portero me indicó el recorrido a seguir ylas dependencias a visitar. Seguí las instrucciones y la señalización marcada.
El primer recinto, al que condujeron las señales, fue al jardín emplazado en el centro del recinto del convento. Cuatro claustros de estilo gótico, en la planta baja, delimitan el jardín. En el centro del mismo, el brocal casi desfragmentado de un pozo, cuyo soporte metálico, sobre el que está emplazada la carrucha, estaba cubierto por restos secos de hiedra. Hierbajos y ramas secas de la poda de los arbustos y árboles ornamentales aún estaban esparcidas en espera de ser retiradas del jardín.
Las columnas de las arcadas del claustro, en cuyo capiteles historiados figuran relieves mutilados de personajes bíblicos y religiosos, estaban siendo cuidadosamente restauradas.
Al final del recorrido de estas dependencias, una pequeña puerta da entrada a la iglesia. En el enclavamiento de la puerta se podía apreciar la robustez y solidez de la construcción que ha permitido y permitirá su supervivencia, sabe Dios hasta cuando. En la iglesia, el aire estaba enrarecido por la deficiente ventilación; y la escasa iluminación obligaba a dejar transcurrir unos minutos para adaptarse a la penumbra, hasta poder conseguir una visibilidad aceptable.
A ambos lados de los protalones, ya en el interio,unos toscos pilones, tallados en piedra para el agua bendita, sólo contenían en sus oquedades gran cantidad de polvo. El pavimento irregular y quebrado, estaba alicatado con baldosas deslucidas, desgastadas y ajadas. Doshileras de bancos, instalados en ambas alas de la nave central, están asi mismo menoscabados en su estructura, lo que hace suponer descuido y abandono. Al fondo de la nave central, la mesa del altar, de estilo románico, denuda de cualquier vestidura ornamental. Rigiendola cabecera del altar, el retablo mayor, talla en madera del siglo XV, de la Virgen y el Niño. Un gran crucifijo sencillo, y construido con materiales de forja, está suspendido sobre la mesa del altar, sujeto, por ambos brazos de la cruz, con cadenas a las paredes del abside. Una lámpara suspendida del techo contiene un cirio grueso, casi consumido, y, que en otro tiempo, alumbraba noche y día la presencia de la eucaristía. En nuestros días, sólo queda como testimonio del sacramento, la concavidad donde en el pasado estaba ubicado el sagrario.
En ambos brazos de la iglesia, en el cementado, unos sepulcros góticos con los restos mortales de los abades, que en el pasado remoto dirigieron la vida espiritual, social y económica del somontano del Moncayo.
* * * * * *
Reinaba un silencio sepulcral. Me senté en uno de los bancos y medité. En esos momentos, lo primero que me vino a la memoria, fue aquella poesía del poeta que termina diciendo: "¡Dios mío, que solos se quedan losmuertos!.
Pensé en los monjes que moraron en el pasado, en su forma de vida, en aquella máxima común a todos ellos: "Ora et labora". Ora y Trabaja. Ora, piensa en Dios, y gana el pan y los alimentos que solo te permitan vivir para seguir orando y amándole. Trabaja pensando en El, para evitar que la mente desvíe al hombre del Supremo Hacedor. E inevitablemente, después de estos primeros pensamientos y reflexiones, no pude menos que evocar a aquel otro personaje, que habitó entre los muros del cenobio. Pensé que, quizas, este lugar fuera en donde se inspiró para escribir "Maese Péres el Organista" oquizás, "El Monte de las Animas", o quizás "El Miserere" u otras tantas más.
Un chorro de luz, que penetraba por una de las vidrieras rotas, disipó la oscuridad del momento. Una infinidad de diminutas motas de polvo, suspendidas en la columna de luz, subían y bajaban sin parar. Seguí con la mirada, hasta su origen, el constante movimeinto de los diminutos corpúsculos de polvo, que en su permanente movimiento, parecían entretejer la columna de luz.
Según se aproximaba a la fuente de su procedencia, aumentaba la intensidad de su luminosidad y se hacía más etérea.
* * * * * *
Cerré los ojos y mi mente se evadió del presente. Aquella columna de luz me sustrajo a mi realidad, y me introdujo en el pasado del personaje, y sólo yal os ojos de la imaginación eran los únicos contactos con la realidad virtual.
Afuera, en el exterior, a la otra parte de la vidriera, corría un viento racheado, flojo y ligeramente fresco. La claridad del día se atenuó por la presencia de alguna que otra nube y una tonalidad gris oscureció el entorno.
A cada lado de la calzada, que llega a la entrada del monasterio, una hilada de álamos escoltan al viandante hasta la protería del convento.
Tomé asiento en uno de los bancos. Un golpe de tos, que procedía del extremo del camino me hizo girar la cabeza. La figura ligeramente encorvada de un hombre viene hacia donde yo estoy. Se cubre de las inclemencias con un gabán. Con paso cansino, cabizbajo y ensimismado, y con las manos asidas a su espalda, se aproxima a mis inmedicaciones. Ya mas cerca, se aprecia con más precisión y detalle su asecto y compostura. Es un hombre de mediana estatura, muy delgado y tiene aspecto delicado. Lleva bigote y perilla. Su cabellera, separada en dos por una raya en el centro de la cabeza, es exuberante y ligeramente ensortijada. Sus cejas abundantes; sus ojos negros, ligeramente rasgados y hundidos. Su mirada es triste y melancólica. Su tez es pálida y macilenta. La compostura de sugabán, desteñido y raído, y su excesiva delgadez ya le dan, por sí solos, un aspecto descuidado y enfermizo. Le reconocí; era él.
Ya a mi altura, se aproxima al banco en donde estoy sentado. Mira disimuladamente hacia donde estoy, pero me ignora. Quizas el paseo haya sido excesivamente largo, y el personaje llega fatigado. Saca del bolsillo de su gabán unos papeles. Miro de soslayo. Son unas estrofas. Pienso, ¿Será un soneto? ¿será una rima?. Los lee, cierra los ojos y los vuelve a leer y hace una anotación. Tiene un nuevo acceso de tos. Deja los papeles sobre el banco. Saca un pañuelo del bolsillo y expectoa sobre él. Dobla enseguida el pañuelo y en su rostro aparece una mueca de perocupación. Evita hacer esfuerzos y trata de inhibir la tos.
El contenido de lo escrito en sus papeles depierta mi cuiosidad. Inclino la cabeza y leo unos versos sueltos:
-Yo soy un sueño, un imposible
vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible;
no puedo amarte.- ¡Oh, ven; ven tú!.
Y ella prosigue su camino,
feliz, risueña, impávida; ¿y por qué?
porque no brota sangre de la herida...
¡Porque el muerto está en pie!
¿Que es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul;
¡Qué es poesía! ¿Y tu me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

Tañen las campanas. Tocan a vísperas, e invitan a los hospedados a recogerse en sus correspondientes estancias en el convento. Los monjes acuden a la iglesia a realizar sus rezos.Y él recoge sus papeles y se dirige a sus aposentos. Una celda de reducidas dimensiones y una pequeña solana son sus aposentos en la hospederia del convento. Un camastro con un jergón de paja y unas mantas es todo el mobiliario para el descanso de su cuerpo maltrecho y enfermo. Una mesa y una silla completan todo el moblaje de que dispone. Sobre la mesa, una palmaroria con un trozo de vela, un tintero y una pluma. Un legajo de papeles manuscritos, desordenados, cubren la mesa. En la cubierta de los papeles hay inscritas unas palabras. "Desde mi celda".
Sale a la solana. Se sienta sobre un taburete. Permanece unos minutos en esta posición observando el paisaje y respirando el aire saludable, aunque fresco a estas horas del día, procedente del Moncayo. Ya repuesto del esfuerzo que le ha supuesto el ascensopor las escaleras a su alojamiento, penetra en la celda. Toma asiento, y, aprovechando la poca luz diurna que ofrece los postreros rayos de un sol otoñal, se decide a retomar la carta empezada:
"A la señorita M.L.A.
Apreciable amiga: Al enviarle una copia exácta, quizás la única que de ella se ha sacado hasta hoy, prometí a usted referirle la peregrina historia de la imagen en honor de la cual un príncipe poderoso levantó el monasterio, desde una de cuyas celdas he escrito mis cartas anteriores..."
Enciende la palmatoria. Es insuficiente la luz del día para escribir y leer. Toma la pluma, y tras unos momentos de indecisión, la deja de nuevo en el tinteto. Y decide acostarse y continuar la carta al día siguiente. Está agotado.
* * * * * *
Unos golpecitos en mi hombro me retornan a mi realidad. El conserje me advierte que el horario de visita ha finalizado. El templo está totalmente oscuro. Doy las gracias al conserje y de dirijo a la salida. Instintivamente introduzco mi mano en la pila del agua bendita. Mis dedos solo tocan el polvo del fondo.
Echo una postera mirada a la iglesia y de nuevo, sin saber por qué, vienen a mi memoria aquellos versos del poeta que mentalmente recité en su homenaje:
"¿Quien, en fin, al otro día,
cuando el sol vuelva a brillar,
de que pasé por el mundo
quien se acordará?
Jesús Chacón











MELODIAS PARA EL RECUERDO


No se si debo publicar estos fragmentos de lo que su autor, amigo mio, Carlos, esbribió en su día como MELODÍAS PARA EL RECUERDO, pero son de una gran belleza y no puedo evitar hacerlo. Me los envió el 16 de Septiembre de 1997, fecha de mi cumpleaños y me los incluyó en su felicitación. En aquella época yo atravesaba unos momentos delicados de mi vida. Me estaba dando cuenta de mi realidad, de mi triste realidad, de cosas que tenía que cambiar y las cuales no me atrevía a afrontar.
Transcribo pues la felicitación completa, dándole las gracias por el apoyo y el cariño recibido.
16.9.97
Mi querida Marisa: En este día de tu cumpleaños quiero felicitarte. El cumpleaños significa un homenaje a la vida, como don que se nos ha dado, gran regalo, al que hay que cuidar, mimar y respetar. Somos, y podíamos no haber sido nunca, pero somos, y esto hay que celebralo en lo más íntimo de nuestro ser.
Te brindo algunos fragmentos entresacados de mis "Melodías para el recuerdo" que escribí hace algún tiempo:

"Cada uno somos capaces de cantar a la existencia un canto de amor. Vivir apasionadamente el momento, el instante de una manera existencialmente realista, tratando de aportarnos a nosotros mismos. Lo mejor que podemos darnos es a nosotros mismos, no vamos a tener a mano nada mejor. Tenemos la dicha de valorarnos como personas capaces de amar y de ser."
"Compartir las soledades es una grata compañía para quienes la disfrutan y la piensan... ¿Para quien vivir?... ¿Vivir el amor desde uno mismo o vivir el amor desde la persona querida retornando a uno mismo?"
"Las soledades otoñales van y vuelven, se miran, se reflejan en las gotas de una lluvia pertinaz, contumaz, que parece llenarlo todo... Esa gota resbalando en la marchita hoja que se despide de su ciclo vital y sirve de tobogán lastimero. Amor, no te caigas en otoño, no desaparezcas...¡vive! que esto es solo pasajero, es la estación sedante preparadora de lo luminoso y tenue..."
"La belleza excelsa rinde homenaje al deseo. La persona deseada y querida se transporta hacia la infinitud celestial. ¡Es ella! La belleza se convierte en bondad y la bondad en belleza al unísono y se pierde en la inmensidad... Luego emerge otra vez, sale a la superficie para mostrarse a si misma en una procesión sin final que no es otra cosa que ella misma..."
"Ternura, te necesito en este atardecer que nos envuelve, te necesito más que nunca, antes de que venga la noche entera, te necesito en este momento inmortal..."
Marisa, te deseo lo mejor, aquello que más necesites para ser tú misma.
Con mucho cariño, Felicidades.
Carlos.

TURISMO RURAL


CASAS CON ENCANTO...................... O TURISMO RURAL

Se trata de un deporte nacional que antes se llamaba "IR AL PUEBLO". La diferencia es que si vas a tu pueblo es gratis, y si haces turismo rural vas a un pueblo que no es el tuyo y pagando una pasta.
Para hacer turismo rural no vale cualquier pueblo. Tiene que ser un pueblo "CON ENCANTO".
¿Y que es un pueblo con encanto? Pues un pueblo que sale en una guía de pueblos "con encanto". ¡Si es que se cae por su propio peso!
A estos pueblo se suele llegar a través de una carretera comarcal "con encanto". que es una carretera con tantos baches y tantas curvas que cuando llegas al pueblo estás "encantado" de bajarte del coche, y que cuando entras en el bar intentas integrarte con los vecinos: ¡Buenos días, paisanos! ¿Que es lo típico de aquí?, y el del bar piensa: "Pues aquí lo típico es que vengan los gilipollas de la ciudad los fines de semana a dejarse doscientas mil pesetas"
Lo siguiente es alojarse en una casa rural o "CASA CON ENCANTO", que es una casa adornada con muchas vasijas y ristras de ajos en el techo, que no tiene ni tele, ni radio, ni microondas. Eso sí, tiene unos mosquitos trompeteros que por la noche hacen más ruido que una Derbi Coyote.
Luego te das cuenta de que los del pueblo viven en unas casas que no tienen ningún encanto, pero tienen jacuzzi, parabólica, internet y portero automático. Tu casa no tiene portero automático, pero tiene una llave que pesa medio kilo.
Otra ventaja que tiene el turismo rural es que puedes elegir entre una casa vacía o vivir con los dueños de la misma. ¡Estupendo! Te vas de vacaciones y además de la tuya tienes que aguantar una familia postiza. Que por la noche tu quieres ver la película, ellos los documentales, y te planteas: ¿Quien manda mas, yo que he pagado 600 euros o este señor que vive aquí? Pues gana él, que tiene el garrote. Y encima te dicen que tienes la posibilidad de "integrarte en las labores del campo". Que quiere decir que te despiertan a las cinco de la mañana para ordeñar a una vaca. ¿No te jode? Es como si te vas a una gasolinera y te tienes que poner tú la gasolina, o como si vas a un Mac Donalds y tienes que recoger tú la bandeja. O sea lo normal.
Así que te levantas a las cinco para ordeñar a las vacas. Que digo yo: ¿Por que hay que ordeñar a las vacas tan temprano? Si la leche está ahí. ¿No se pueden ordeñar después del aperitivo? Yo creo que esto es fastidiar por fastidiar, porque a la vaca le tiene que sentar como una patada en las ubres que la despierten a las cinco de la mañana para que le toque las tetas un extraño. Que la vaca te mira como diciendo: "Tío, si quieres leche vete a la nevera y coge un tetra brick". ¡Es que son ganas de molestar!
Pero el "encanto" definitivo son las "actividades al aire libre". Como cuando te ponen a hacer senderismo, que es lo que habitualmente se llama andar, y consiste, pues eso, en poner un pie delante del otro hasta que no puedas más, mientras los del pueblo te adelantan en un todoterreno con aire acondicionado. Pero tu vas encantado, vas por el campo como abducido. Te vuelves bucólico y todo te parece impresionante: ves una caca de vaca y sueltas: "Ummmh qué olor a pueblo". ¿A pueblo? a pueblo no, huele a mierda.... eso sí, a mierda "con encanto".
Y todo, sea lo que sea, te sabe a gloria: en el mesón te ponen dos huevos fritos con chorizo y tu en tu ciudad no te comes estos huevos, ni estos chorizos. Y le dices al camarero: "Oiga ¿a que este chorizo es de matanza?" Y el camarero piensa: "Pues casi, porque a punto estuvo de matarse en la curva el del camión de Campofrío".
De repente oyes unas campanadas y dices: "¡Ah!. ¡Que paz!. No hay nada como el sonido de una campana!" Y el del bar te dice: ¡Pero si está grabado! ¿No ve el altavoz del campanario?. Y en ese momento te preguntas si los sonidos de las gallinas y de los grillos no vendrán de un CD: "Rural-Mix 2005", o "Los 101 mayores éxitos campestres". De lo único que estás seguro es de que los mosquitos trompeteros son de verdad. Que pareces un Ferrero Roché con varicela.
Yo creo que de lunes a viernes, la gente de estos pueblos vive como todo el mundo, pero el fin de semana distribuyen por la carretera a unos tíos disfrazados de pastores y cuando ven que se acerca un coche, avisan a los del pueblo con el móvil. "¡Eh, que vienen los del turismo rural!" y cambian el cartel de "videoclub" por el de "tasca", sueltan unos perros cojos por las calles y sientan a la entrada del pueblo a dos abuelos haciendo alpargatas, que luego te compras unas y te salen más caras que unas Nike.
En fin, yo creo que un montaje tan grande como éste no puede ser obra de personas aisladas. Estoy seguro de que están implicadas las autoridades.
Me imagino al alcalde: "Queridos paisanos: este verano, para incrementar el turismo, vamos a importar mas mosquitos del Amazonas, que el año pasado tuvieron mucho éxito. Y quiero ver a todo el mundo con boina, nada de gorritas de Marlboro. ¡Y hacer el favor de pintaros el entrecejo, que no parecéis del pueblo! Y las abuelas nada de top less en el río, que espantáis a los mosquitos. ¡Ah! y por cierto.... Este año no hace falta que nadie haga de tonto del pueblo..... con lo que vienen de fuera ya vale.

11 de octubre de 2007

REFLEXIONES: GABRIEL GARCIA MARQUEZ


Te quiero no por lo que eres sino por quien soy cuando estoy contigo.
Ninguna persona merece tus lagrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.
Solo porque alguien no te ame como tu quieres, no significa que no te ame con todo su ser.
Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.
La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.
Puedes ser solamente una persona para elmundo, pero para alguna persona tu eres el mundo.
No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.
Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada andes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando al fin la conozcas, sepas estar agradecida.
No llores porque ya teminó, sonrie porque sucedió.
Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser mas cuidadosa en quien confias dos veces.
Conviértete en una mejor persona y asegurate de quien eres antes de conocer a alguien mas y espera a que esa persona sepa quien eres.
No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperes.
Todo lo que sucede, sucede por alguna razón.

9 de septiembre de 2007

¿DONDE VIVO?



¿DONDE VIVO?
Por patria tengo el amor.
Vivo en un mundo de sueños.
Mi pais es la fantasía.
Mi ciudad es la esperanza.
Mi calle es un nuevo día.
Mi casa se llama vida.
El número es la alegría.
Mi cobijo son tus brazos,
y tu amistad, la armonía.

EL CAMINO ELEGIDO



He elegido el camino

de acariciar el viento,

de tender de seda

alfombras a su paso,

de amanecer tibia

durmiendo entre sus brazos.

He elegido el camino........

¿A QUE HUELE EL AMOR?


¿A QUE HUELE EL AMOR?
Tal vez, si huela, a primaveras, todo lo que de el renazca.
Los besos y caricias se perfuman de azahar.
Los gritos que aparecen colgados de suspiros, son esencias de sueños con olor a jazmín.
Aromas de ternura traerá la madrugada.
Fragancias a violetas las noches de pasión.
De bálsamo de almendras serán las ilusiones.
A colonia de niños olerá la inocencia, que embriagará el paisaje de ese bello jardín.

23 de agosto de 2007

**** VACACIONES 2007 en CANTABRIA



























































































































































































































































































































































VACACIONES 2007 en CANTABRIA
El 18 de Julio, con el coche cargado hasta los topes, tienda de campaña, frigorifico, ropas, comidas, hamacas, mesa, y cacharrería de cocina, iniciamos el viaje hacia San Vicente de la Barquera. Nos acompañaban en estas vacaciones mis padres, en su coche, con un monton de cosas mas.
Llegamos al camping "El Rosal" sobre mediodia y montamos la tienda de campaña en la parcela número diez, situada en un buen lugar del enorme camping. El tiempo estaba nublado y el ambiente fresquito, nos dijeron que llevaba así varios días. ¡Como estaría el tiempo que incluso tuvimos que comprar una colcha para dormir calentitos....!
El camping está rodeado de mar, y tiene la playa alli mismo. Una isla de pinos unida por un istmo a la villa. El lugar precioso y privilegiado. Frente a el se extiende el núcleo urbano de San Vicente de la Barquera con su largo puente y su castillo en lo alto.
Como el tiempo no acompañaba y no podíamos ir a tomar el sol a la playa nos dedicamos al turismo, disfrutando así de la visita a Comillas, con su palacio del Marques de Sobrellano, su Seminario que por cierto no pudimos visitar pues lleva 7 años cerrado en reparación, el Capricho de Gaudí, edificio digno de ver por su originalidad, convertido ahora en un distinguido restaurante. Una parada para comer en la plaza y comprar ropa de abrigo en los tenderetes. Santillana de Mar, que ni es santa, ni es llana, ni tiene mar. Villa empedrada muy bien conservada, con los balcones de las casas repletos de flores, Cobreces con su iglesia cisterciense, Suances, Torrelavega pueblo industrial y grande, Santander con su visita obligada al palacio de la Magdalena. El parque natural de Cabarceno, con sus animales en semilibertad (necesario todo el día para verlo), con su exhibicion de aves de presa. Noja. Y una visita a Covadonga y sus lagos, los cuales casi no pudimos ver, tan solo el de Enol, por culpa de la niebla y la lluvia, pero nos comimos una fabada asturiana en el restaurante situado en lo mas alto, que estaba riquísima. A la bajada visita rápida por el mal tiempo a Cangas, unas compras de chorizones y sidra natural. Otro día visitamos Fuente Dé, que por cierto han cambiado su funicular, estaba muy viejo, el de ahora está guay. Ese día comimos en Potes, un cocido montañes, rico también. Unas compras de quesos y unos imanes para el frigo de recuerdo.
En San Vicente visitamos el pequeño castillo, no tiene nada de excepcional excepto el lugar privilegiado, desde lo alto se divisan unas panoramicas estupendas, y la iglesia, que también, cosa rara, está en lo alto del pueblo viejo. El puerto no es gran cosa, pequeñito. La villa tiene un puente de entrada muy largo y curioso de ver, desde el se ve una estampa especial cuando baja la marea y se queda sin agua la ría, con sus barcas posadas sobre la arena mojada.
El último día, el 26, lo dedicamos a San Vicente de la Barquera. Ese día nos comimos una soberana langosta y un bogavante, Josan y yo mano a mano. Mis padres, por su dentadura, optaron por cosas de menos consistencia, navajas, calamares plancha, gambas al ajillo, langostinos etc. todo regado con buen vino, y unos postres caseros deliciosos.
Y... nada..... el 28, a recoger y de vuelta para Zaragoza, con un calor horrible por la carretera que nada tenía de parecido con el fresquito de Cantabria, calor que sufrieron mis padres en el coche, pues no tienen aire acondicionado en el ford. Nosotros volvimos cansados pero fresquitos.
Ahora a esperar que lleguen las próximas vacaciones. Tendremos que ir haciendo planes......
Marisa